Queridas amigos y amigas:

Somos conscientes de que la situación actual, la que tiene a todas las personas confinadas en sus casas, no es fácil ni cómoda, y dista mucho de nuestro estilo de vida, ese que es dicharachero y feliz, ese que nos lleva a juntarnos en plazas, en casas, en salas de teatro y música, en museos. Quizás lo sepamos más, con más calidad, aquellas personas cuya actividad es el arte; mucho más si ese arte a menudo se centra en la infancia y juventud, en ellos como espectadores y como intérpretes o hacedores. El teatro es, en nuestra definición favorita, un grupo de personas que juega para que otro grupo de personas le mire. Por esta razón nuestra actividad a día de hoy es imposible. El teatro grabado, encarcelado en la pantalla, no funciona, no es, muere.

Como artistas hemos de ser conscientes de este hecho, y aprovechar estos tiempos de aislamiento para labores de investigación y de creación (y recreación) introspectiva. Sin dolor y sin miedo encaramos esta fase, con hambre de volver a las tablas para mostraros, como debe hacer el teatro grande, el de las mayúsculas, obras que reflejen las condiciones humanas, con la esperanza de que a la vuelta de todo esto, siga habiendo un público hambriento de retos, de emociones, de verdad.

Como pedagogos, no podemos negar el hecho de que el teatro es en grupo, es en sociedad. Pese a esta verdad incuestionable, hemos encontrado en estas dos semanas de experimentación maneras y modos de seguir enseñando. Seguiremos desplegando todo nuestro ingenio y capacidad para ofreceros clases de teatro desde nuestras casas, mediante whatsapp, zoom y, si fuera necesario, señales de humo. Encontramos que nuestra actividad es transformadora: ayuda a tomarse las cosas con humor, a conectarse con uno y con los demás, y a atravesar mejor las dificultades.

Todos o casi todos estamos atravesando problemas económicos y estamos sumidos en la incertidumbre. Solo el acompañamiento solidario nos va a permitir atravesar estos tiempos.

Amamos lo que hacemos y queremos mantener Dinámica Teatral, On & Off y Sala Negra activos, latentes, hibernando a la espera del encuentro próximo.

Un gran abrazo y nuestros mejores deseos.